Origen del método SheC

A lo largo de más de 30 años de experiencia profesional he estado buscando, aprendiendo e investigando la manera más adecuada, rápida y duradera de limpiar tanto malestar y tanto dolor de los pacientes. Esto me ha llevado a conocer y aplicar diferentes técnicas y herramientas de trabajo como es el caso de la Psicología Analítica Junguiana

Desde que me licencié en Psicología en el año 82, continué estudiando y practicando, diferentes enfoques de la Psicología, PNL, Coaching (realizando el Máster en Coaching y Liderazgo Personal), pero todos ayudan al paciente, le dan recursos y otro enfoque y  modo de ver la vida, lo que considero muy importante y necesario. Pero cuando trabajábamos un hecho traumático (y cualquier síntoma deriva de un hecho traumático) el paciente entendía, adquiría recursos, se hacía responsable de su vida, pero cuando conectaba con esa red neuronal cargada con el dolor emocional el malestar se disparaba, quizás con menos fuerza, pero no acaba de estar limpio. Para ellos el proceso psicológico era muy largo hasta que conseguíamos la estabilización y bienestar emocional. Esto me llevó a seguir estudiando. Conocí otros métodos de trabajo que actuaban a nivel cerebral, a nivel físico: sistema Tomatís con Cori López, talleres de Optometría con Elisa Aribau.  Continué por la Medicina Bioenergética, de la mano del Dr. Francisco Ríos Alvárez, aportando nuevos conocimientos, la unión de cuerpo, mente y espíritu. La unión de la Psicología y de la Medicina. La importancia de la alimentación, la importancia del cerebro. Trabajo con el sistema quantum SCIO.

Completé la formación  ademas de con 3 cursos de farmacia, con cursos de  Homeopatía para los trastornos psicológicos y algún conocimiento de medicina china.

Conecté y practico Yoga, Meditación, filosofía Budista y Mindfulness.

Conocí, a través de una amiga EMDR y me dejó realmente sorprendida. En el año 2004, en el foro de EMDR, conocí ICV (Integración del Ciclo Vital) me llamó mucho la atención pues utilizaba conceptos Junguianos y los unía con la Neurociencia, algo que durante tiempo estaba buscando. No producía abreacciones  y esto me pareció fundamental puesto que no me parece que éstas sean ni liberadoras  ni necesarias. Una manera de trabajar muy bonita y efectiva.

En 2008, conocí a la técnica de One Eye Integration (One Eye at Time ), de Cook y Bradshaw – 2002, y esto todavía redondeó y se acercó a lo que estaba buscando. Una técnica rápida, efectiva, sin abreacciones y duradera en el tiempo.

Durante este tiempo he compaginado el aprendizaje de mis 30 años de experiencia, uniendo todo ello en una nuevo método de trabajo: MÉTODO SHEC (SINCRONIZACION DE LOS HEMISFERIOS CEREBRALES) siendo este la combinación de todo ello y logrando una técnica que, basada en la Neurofisiología, los sistemas eléctricos de nuestro cuerpo y en la Psicología, produce RESULTADOS MUY RÁPIDOS, a veces casi instantáneos, duraderos, y casi sin sufrimiento, trabajando a la persona de una manera integradora: cuerpo, mente y espíritu.


CURSOS DISPONIBLES:


TODAS LAS FECHAS


4 comentarios sobre «Origen del método SheC»

  1. Querida Maruxa,
    He sido paciente tuya.
    Me ha hecho mucha ilusión verte y saber de ti, eres una gran profesional y una gran persona.
    Un gran abrazo
    Roser
    Ref. Grafóloga

  2. Querida Maruxa.
    Te considero mi maestra. Tú modo de trasmitir, tu interés y lo gran persona y profesional que eres ayudaron mucho.
    Hoy trabajo constantemente con método Shec con muy buenos resultados. Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *